Mérida-Mancha Real
Actualidad
Comparte

Había que ganar, y se ganó. El Mérida hizo lo que tenía que hacer; y lo hizo bien. Esta tarde en el Romano ha logrado una victoria crucial que le permite seguir soñando con entrar en los puestos que dan opción a jugar la liguilla de ascenso. Partido muy completo de los de Eloy Jiménez, con el control del juego y la intensidad necesaria para no dejar escapar esta oportunidad. Ahora quedan otras dos finales y, mientras sea posible, lo van a seguir intentando. Próxima parada, El Ejido.

El encuentro comenzó como no podía ser de otra manera, con el Mérida queriendo atacar desde el pitido inicial, y pronto encontró fruto. Penalti sobre Yacine que transforma Hugo Rodríguez. No se había llegado al minuto 5 y los locales ya mandaban en el marcador. A partir de entonces, los de Eloy Jiménez controlaron bien la situación y gozaron de ocasiones para aumentar esa ventaja, frente a un Mancha Real que fue de menos a más, pero romo arriba en estos primeros 45 minutos. Destacar la presión arriba de Hugo Díaz y Yacine y el juego por bandas de los locales, con manejo de pelota en las botas de Bernal y Pardo; mientras la defensa apenas pasó apuros.

Tras la reanudación, el conjunto romano salió igual de intenso, asediando la portería rival. Fruto de ese trabajo, llegó también pronto el segundo gol, obra de Pardo; precediendo varias ocasiones claras de los locales en las botas de Hugo Rodríguez y Hugo Díaz. Este último fue el autor del tanto que cerró el encuentro, de penalti, cometido sobre Migue Marín, y con la grada pidiendo que lo lanzara el delantero cordobés como premio a su gran esfuerzo. Con el partido ya finiquitado, apenas se jugó más en los últimos veinte minutos.

Lo peor del encuentro fueron las molestias sufridas por el propio Hugo Díaz y por el también delantero Diego Cascón. A la espera de las pruebas a las que serán sometidos, descansarán hasta el miércoles.

Pero como el propio entrenador romano dice, lo de hoy ya es pasado; solo existe un pensamiento: ganar en El Ejido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *