Mérida-Linense
Actualidad
Comparte

Nueve partidos consecutivos sin perder, con seis triunfos y tres empates. Hoy 5-1 a la Balompédica Linense en el que ha sido un partido muy completo de todo el equipo emeritense. Sin embargo, “nos tenemos que olvidar de esto ya y pensar en el Recreativo”, asegura el técnico romano Eloy Jiménez, que afrontar ya “otra final” en tierras onubenses. Esa filosofía, de trabajo diario, sin pensar en más allá; le ha llevado a colocar a la escuadra emeritense a un solo punto de los puestos que dan acceso a la liguilla de ascenso y, lo que es más importante, en línea ascendente. Este equipo se muestra poderoso y sólido, con confianza, dando la seguridad de que van por el camino correcto y que le pone las cosas muy complicadas a los rivales.

El de esta tarde ha sido un partido en el que el Mérida ha competido de principio a fin y el Linense se vió superado en todas sus líneas nada más encajar el primer gol a los 20 minutos de juego. Ya lo ha dicho su técnico, Julio Cobos,  al término del choque: “hemos regalado cuatro goles a un equipo que creo se va a meter en liguilla”. Sin embargo, esos ‘regalos’ del rival han sido motivados por el buen trabajo de los locales, que llegaban una y otra vez al área gaditana, desbordando a su rival, con un medio del campo hacia arriba castigando continuamente a la defensa del Linense. Hugo Díaz, Hugo Rodríguez, Cascón, David Álvarez y Alex Bernal eran una pesadilla para el equipo de Cobos, y los laterales Alex Díez y Migue Marín auténticos ‘cuchillos’ que se adentraban por las bandas generando peligro una y otra vez.

Fruto de ese trabajo, el Mérida se marchó al descanso con una ventaja de 3-0, con goles de Ayoze (21’); Hugo Rodríguez, de penalti (35’) y Hugo Díaz. El público se divertía de lo lindo en la grada viendo el gran partido de su equipo.

Los de Eloy Jiménez, que repitió alineación inicial, comenzaron igual de intensos tras el descanso; y al cuarto de hora llegó un nuevo penalti cometidos sobre Hugo Díaz (los dos se los hicieron a él), que transformó Yacine en el primer balón que tocaba al entrar al terreno de juego.

El guión seguía siendo el mismo, un solo equipo sobre el campo. Y Migue Marín se unió a la fiesta haciendo el quinto para el Mérida a los 70 minutos de partido.

Con todo más que resuelto, los de Eloy se tomaron un respiro en el tramo final del encuentro, lo que aprovechó el Linene para hacer su gol, obra de Ferrón.

Partido muy completo de los locales, con la grada recordando a Juanito en el minuto 7 al cumplirse hoy los 25 años de su fallecimiento en accidente; y con el campeón del mundo de Muay Thai, el emeritense José Luis González, en el palco.

Todo salió a pedir de boca para los emeritenses, incluso los resultados de enfrentamientos directos entre sus máximos rivales para lograr entrar en liguilla, a los que ha recortado dos puntos, colocándose a uno de ese objetivo.

Pero como siempre dice el propio Eloy, esto ya es historia, y el sábado espera otra final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *