mérida-villanovense
Actualidad
Comparte

Mucha pelea, mucha disputa, mucha igualdad… Resultado: empate. Un punto para cada uno que, por las circunstancias de cómo se desarrolló el partido, deja un sabor agriculce a los romanos y contenta más a los serones. Con un 2-0 al descanso se ha demostrado también por qué el Villanovense está donde está en la tabla desde el inicio de la clasificación. El rival también juega, y en el caso de los hoy visitantes, hacen un partido muy sólido, siendo complicado doblegarles.

El encuentro se desequilibró en el marcador para los locales muy pronto, al transformar Óscar Rico un penalti por agarrón a Paco Aguza. Apenas había transcurrido un cuarto de hora y los de Eloy Jiménez ya mandaban en el marcador; que dieron un segundo mazado casi al final de la primera parte, con un gol de Yacine en una falta sacada muy rápida por Rico. Sin embargo, los de Sanlúcar no bajaron nunca los brazos, incluso estuvieron apunto de recortar distancia al filo del descanso, con un remate de Mustapha que obligo al meta Mandaluniz a realizar una gran parada. En este primer período primó la eficacia del Mérida más que el manejo del Villanovense.

Sin embargo, los visitantes reaccionaron muy pronto tras el descanso. Curiosamente en dos jugadas a balón parado, donde los de Eloy Jiménez se han mostrado siempre muy sólidos a la hora de despejar el peligro en ese tipo de acciones. Primero Mustapha en el minuto 54 y ocho minutos después el exemeritense César Morgado, empataron la contienda; esta vez sí, mostrando una gran eficacia.

Con la moral alta por parte de los visitantes, fueron los emeritenses los que los que mostraron mayor ímpetu a raíz del empate, con ocasiones seguidas por parte de Borja, Hugo Díaz y Alex Díez, que el meta Wilfred resolvió bien; y también la tuvieron los de Sanlúcar en las botas de Valverde. Pero el marcado no se movió.

Empate que refleja un partido muy igualado, tremendamente disputado, un derbi típico lleno de intensidad y también de buen juego en algunos instantes del encuentro.

Al final ambos equipos se quedan igual, aunque el Mérida baja hasta la séptima plaza, pero sigue a tres puntos de los puestos con opción a liguilla. Y no lo va a dejar de intentar hasta el último instante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *