_DSC0851 copy
Actualidad
Comparte

Echando la vista atrás, los datos dejan bien a las claras que el Mérida no ha dejado de crecer desde que Eloy Jiménez tomara las riendas del banquillo. Lo tuvo muy claro desde el principio: primero salir del penúltimo puesto en que cogió al equipo y dejar en un segundo plano el juego bonito. Ganar, después ganar y, por último, volver a ganar. Partido a partido. Practicidad ante todo, y belleza solo cuando sea necesario.

Y esa filosofía en la que ninguno de los componentes de la plantilla debe relajarse si no quiere perder su puesto en el equipo es la que ha llevado a los emeritense a lograr 43 de los 69 puntos posibles desde que el manchego cogió esta escuadra. Doce triunfos, siete empates y cuatro derrotas en sus 23 partidos en el banquillo hasta el momento. Es decir, el equipo suma desde su llegada casi el 63% de los puntos en juego; esto es, casi dos de cada tres puntos en litigio,

Esto ha llevado a que la plantilla lleve ocho jornadas consecutivas sin conocer la derrota, cifra no alcanzada antes por el club en la categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *